I. Introducción

La ley reglamentaria del párrafo séptimo del artículo 25 de la Constitución mexicana establece la necesidad de “visualizar el sector social de la economía” y, en especial, los eventos exitosos.  Para ello ordena la creación de un “Observatorio”.

Vale la pena aclarar previamente que se debe entender en este proyecto cuando se habla de: Observatorio, visualizar y eventos exitosos.

Observatorio

Los “observatorios” son instancias modernas de investigación creadas para complementar la percepción “teórica” de la realidad: establecen procedimientos que contrastan, permanentemente, las ideas abstractas con los procesos empíricos.  Los observatorios, en la actualidad son instancias altamente tecnificadas compuestos por equipos multidisciplinarios.  No se puede concebir un Observatorio sin el uso de redes de comunicación electrónicas y sin sistemas de gestión apropiados a los fenómenos que se pretende “observar”. 

Funciones

Sus funciones principales son:

  • Reconocer campos y objetos de estudios específicos definidos teórica, institucional y operacionalmente;
  • Seguir los procesos empíricos que los caracterizan.
  • Determinar las instancias que permanecen, las que cambian y las que desaparecen o se crean.
  • Acumular y administrar tanto: 1) los procesos de observación y sus resultados parciales; y, ordenarlos en 2) fenómenos coyunturales y en 3) períodos.
  • Desde la observación de las estrellas hasta los procesos de salud o los procesos de socialización, los observatorios hacen posible la reformulación y ajuste de las teorías.  Los cambios registrados entregan nuevos antecedentes que enriquecen las hipótesis generales siempre refutables.
  •  Interactúa con la sociedad y eventualmente entrega insumo para las políticas públicas.

 

Acciones

Más recientemente los laboratorios enfocados a los asuntos sociales se han desarrollado ampliamente cubriendo los más diversos temas: las ciudades o pequeñas localidades se han puesto al escrutinio para registrar comportamientos específicos y puntuales o grandes procesos de cambio en el largo tiempo.

Los observatorios no sólo “miran” sino observan lo que quiere decir que se ocupan todos los sentidos para poder observar pero fundamentalmente el entendimiento científico.  Se debe organizar cuidadosamente esta capacidad, intelectual, técnica y de recursos materiales y humanos, al mismo tiempo que se evalúan los límites en que ella se desarrolla. 

Observar es una actividad muy compleja en el ámbito de la ciencia.  Se requiere atención especial técnicamente dirigida.  El objetivo es reconocer “hechos sociales” para comprender procesos de cambio, desde el momento en que ocurren en su desarrollo hasta el momento que cambian cualitativamente.  Se busca comprender interpretar el sentido de las acciones sociales para explicarlas causalmente y, eventualmente, poder influir en los procesos observados.  Además el proceso de observación de las acciones humanas debe ser interactivo con el objeto observado, los hombres, no se trata de hechos inertes ni objetos ajenos al proceso de investigación.

La participación activa de los sujetos observados y el sujeto observante crea las condiciones para que la relación de conocimiento se incremente.  Los procesos técnicos y metodológicos son amplios y diversos pero el centro de actividades se realiza mediante la interacción de portales y páginas cibernéticas que permiten el manejo de contenidos en forma rápida clara y diversa que optimizan la recolección de la información, su tratamiento difusión y que mantiene constante el diálogo de los observadores y observados.

El observatorio del sector social de la economía.

El “Observatorio del sector social de la economía”, propiciado por el INAES, reconoce el “sector social” y tiene su génesis en el marco del profundo proceso de reforma del Estado iniciado en 1982 con la creación (sic) de los artículos 25 y 26 y de modificaciones importantes en los artículos 27 y 28 de la Constitución mexicana en torno a la gestoría del expuesta en el artículo 25, inmediatamente después en el artículo 26 su dimensión se amplía hasta las dimensiones sociales más vastas.  La gestoría del Estado dada en el marco de la planeación democrática es la que desborda, explícitamente en la exposición de motivos de las mimas reformas.  Por lo tanto la dimensión histórica de este tema, el sector social de la economía, la convivencia democrática, el aseguramiento de la justicia social y el respeto de las tradiciones de México sobre todo aquellas que tienen que ver con las culturas originarias y las organizaciones sociales que surgen de la revolución.

Este campo de observación reconocido y definido por la carta magna y refrendado y ampliado por la Ley en 2014, es complejo y de múltiples dimensiones.  Si bien se organiza y dirige a reconocer los sujetos en el Sector social de la economía; detectar cambios y permanencia y, específicamente, en los Organismos del Sector Social de la Economía (OSSE) definidos por la Constitución y la Ley con relación a los aspectos económicos los sobrepasa ampliamente.  

II. La Función de Observar: mirar, reconocer, seguir; comprender; explicar e informar

Siendo la función principal la de Observar es necesario explicarla en su dimensión científica.  La “observación” de un Observatorio sobrepasa en mucho el concepto referido a la acción de los individuos.  Es eminentemente colectiva y especializada de acuerdo a su objeto.  “Visibilizar” (hacer visible) al “sector social”, acción contraria a la de observar, es una acción posterior a la del reconocimiento obtenido por la acción de observar.  Se trata de comunicar o mostrar algo que ha permanecido oculto y que es necesario develar.

Mostrar los casos exitosos en el caso del “sector” social se justifica en la medida que se deben desmontar falsas representaciones de este sector.  Sin embargo, un observatorio como el que se plantea desde un punto de vista científico no puede remitirse solamente a casos exitosos, pues para que eso fuera posible habría sido necesario tener un diagnostico que no se tiene. Sería una labor publicitaria, “vender un producto” que no se condice ni con el INAES (Instituto Nacional de la Economía Social) ni con la UAM (universidad Autónoma Metropolitana) u otra institución académica, para ellos sería necesario una agencia de publicidad y no un Portal de observación.

El propósito de observar está íntimamente ligado al Portal del Observatorio.  La preparación de este instrumento de investigación y difusión debe ser desarrollado al unísono con la parte técnica.  Cada control, depósito de tablas, tipo de comunicación de contenidos y con personas debe estar profundamente ligada a la estrategia de observación.  El portal no puede ser construido sin contar con una arquitectura discutida científicamente, y por el contrario, la estrategia de investigación debe realizarse inmediatamente junto a las posibilidades técnicas del Portal.

 

III. ACciones de Observar temas y Bases de datos (Depósitos Formularios)

Mirar

El mirar debe entenderse aquí no sólo como la capacidad ocular.  Es también “escuchar” a los observadores y observados.  Pero también se debe participar, actuar en conjunto, tocar y actuar.  Esta acción de “mirar ampliada” no puede desarrollarse en forma tradicional se debe realizar mediante recursos técnicos como seminarios, entrevistas, filmaciones, “bajada de documentos, videos y acciones” remotas o cercanas.  Por lo tanto la estrategia de mirar debe tener su correlato técnico en el portal de consuno.

Reconocer

Para reconocer se debe primero “mirar”.  Se debe filtrar y ordenar lo que se mira. Para ello el Portal debe estar preparado para realizar las acciones de intercambio de ideas en forma expedita eficiente, y de calidad, mediante seminarios internacionales con especialistas, formación de redes, ordenamiento de bases de datos, etc., todas acciones que deben realizarse por intermedio del Portal.

Seguir

Seguir procesos u objetos del Portal requiere las acciones de mirar y reconocer.  Pero fundamentalmente el ordenamiento de los datos recogidos mediante sistemas complejos de consultas de bases remotas.  Programas diseñados para analizar flujos recursivos de análisis automatizados, etc., cuestiones que solo se pueden realizar en un Portal interactivo.

Ordenar

Todas las acciones y resultados parciales o finales deben estar ordenados mediante sistemas pre condicionados de almacenamiento para su análisis o para su difusión.  Solamente se puede realizar esta tarea si se han diseñado a priori sistemas adecuados de almacenamiento y gestión ligados a los sistemas cibernéticos del Portal.

Comprender

La acción de comprender es amplia y a largo plazo, requiere del personal adecuado y de una comunicación expedita.  Los almacenamientos, las consultas la elaboración de informes parciales, reuniones internacionales y nacionales solo se pueden hacer a través de un Portal.

Informar y Conectar

Solo se puede informar si se tiene conocimiento o se está en condiciones de acceder a él.  Se debe discriminar y seleccionar la información.  Debe hacerse en forma rápida y en formas adecuadas, agradables, claras y previamente digeridas para que no se obtengan resultados indeseados.  La única manera de hacerlo es mediante un Portal.

Investigar

La conjunción de dos o más entidades públicas relacionadas con la administración autorizada de recursos de conocimiento y acción representados por el INAES, la UAM y otras instituciones académicas son el medio más adecuado para abrir la posibilidad de desarrollar actividades como las anteriormente señaladas.

 

 

 

 

 

Dr. Gardy Augusto Bolívar Espinoza.

Coordinador de la propuesta de Observatorio por parte de la UAM.