rss

Participación e igualdad.

En este blog se discute sobre la influencia de la igualdad formal y la material en los niveles de participación. Los medios, las capacidades, el contexto y los roles formales que desempeñan las personas en una sociedad o comunidad determinan en gran medida en los distintos niveles participación.

Fraudes en Cajas de ahorro y crédito: quién es quién

En abril 18, 2017
6242 Visitas

Por: María Elena Rodríguez M.

En el sector financiero popular –banca social- conviven formas organizativas con finalidades diversas y distinto grado de responsabilidad ante los usuarios de servicios financieros. Las noticias recientes con motivo del fraude en la sociedad financiera popular FICREA, promueven la desconfianza generalizada hacia la banca social, al ubicar en el mismo nivel de riesgo para el ahorrador, a las entidades privadas y sociales, afectando la capacidad de estas últimas para proveer de servicios financieros a muchos mexicanos pobres que tienen en ellas una oportunidad para ahorrar y tomar créditos.

FICREA es un negocio con pocos dueños que deciden por muchos ahorradores, pero en el sector también hay cooperativas de ahorro y préstamo, integradas y administradas por sus usuarios.


Fraudes vemos, sociedades no sabemos

El reciente fraude en la Sociedad Financiera Popular FICREA, cuyas consecuencias afectan a sus ahorradores pero donde la reparación del daño la pagamos los contribuyentes, prende nuevamente alertas en el sistema financiero mexicano y sus participantes: ahorradores, tomadores de crédito, propietarios, autoridades. La desconfianza afecta al sector financiero popular.

Pero poco sabemos de las características de estas sociedades y, en consecuencia, poco entendemos de los beneficios y riesgos de participar en ellas.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) –entidad del gobierno que regula al sector financiero- describe al Sector de Ahorro y Crédito Popular (Banca Social) como aquél que “…proporciona servicios financieros a sectores y comunidades que carecen de ellos… (CNBV, 2013)” y señala a las sociedades de este sector, cuya autorización y supervisión le compete: Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SOCAP), Sociedades Financieras Populares (SOFIPO) y Sociedades Financieras Comunitarias (SOFINCO).

Estas funciones las realiza en el marco que proporcionan dos leyes: la Ley de Ahorro y Crédito Popular (Ley de Ahorro y Crédito Popular, 2014), que regula las Sociedades Anónimas de Capital Variable que operan como Sociedades Financieras Populares (SOFIPO) o como Sociedades Financieras Comunitarias (SOFINCO); y la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo que hace lo propio con las SOCAP (Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo).


¿Por qué son distintos los riesgos de ahorrar en una u otra?

Las que tienen la figura de sociedad anónima se forman con un mínimo de dos personas que aportan el capital por acciones y toman decisiones de acuerdo con su participación accionaria , prestan servicios financieros al público en general y, en el caso de las SOFIPO, reparten utilidades a sus socios accionistas en proporción a su participación. Las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo tienen un mínimo de 25 asociados, deciden con el criterio de un socio un voto sin importar cuánto capital haya aportado cada socio, proporcionan servicios de ahorro y préstamo exclusivamente a sus socios y las utilidades que generan se conservan en la SOCAP, por lo que los socios no reciben dividendos.

Estas formas asociativas tienen la obligación de constituir fondos de reserva y cuando están autorizadas por la CNBV para operar deben cubrir cuotas que integran los fondos de protección al ahorro que administran el Fondo de Protección para SOFIPO y SOFINCO –conocido como PROSOFIPO- y el Fondo de Protección para SOCAP –FOCOOP.


¿Quiénes usan sus servicios?

El sector financiero popular está formado por 180 entidades que concentran el 0.7 % de los recursos (activos totales) que manejan los intermediarios en el sector financiero mexicano (Banco de México, 2014).

La CNBV registra información, a diciembre de 2014, de:

  • 143 SOCAP autorizadas en operación, e información estadística reciente de 138, que concentran 5.1 millones de socios atendidos en 1,807 sucursales, activos totales por 89.1 miles de millones de pesos, cartera de crédito de 58.9 miles de millones de pesos con morosidad promedio de 5.8 % y nivel de capitalización de 263 % (CNBV, 2014).
  • 44 SOFIPO autorizadas en operación, cuatro autorizadas que aún no operan y una –FICREA- con autorización revocada el 19 de diciembre de 2014. Con información estadística reciente de 43, que concentran 2.9 millones de clientes atendidos en 1,014 sucursales, activos totales por 24.16 miles de millones de pesos, cartera de crédito total por 16.8 miles de millones de pesos con una morosidad promedio del 9.81 % (CNBV, 2014).



CNBV no registra información de SOFINCOs. La Federación de Instituciones y Organismos Financieros Rurales, A.C. (FEDRURAL, 2015) reporta diez SOFINCO básicas y cuatro en proceso de autorización por la CNBV, además de contar entre sus afiliadas con la primera SOFINCO autorizada. Existen otras federaciones que afilian entidades con esta figura, que suele ser utilizada principalmente por organizaciones de productores rurales y organizaciones no gubernamentales que trabajan el modelo de microfinanzas apoyado en el ahorro comunitario.

Adicionalmente a las sociedades que cuentan con autorización de CNBV, la legislación permite sociedades denominadas Básicas, que no requieren autorización para operar, pero sí registrarse ante entidades supervisoras que, a su vez, reportan a la CNBV. Se trata de sociedades cuyo activo total por entidad no rebasa los 2.5 millones de UDIS (13.17 millones de pesos), y que atienden a una cantidad reducida de socios –o de clientes, en el caso de SOCAP y SOFINCO.

El 40 % de las SOCAP Básicas no supera el millón de pesos de activos cuentan con menos de 200 socios. Los activos totales sumados de estas 407 entidades no rebasan los 2.5 miles de millones de pesos, su participación es inferior al 3 % del activo total en el sector cooperativo de ahorro y préstamo . Constituyen el “semillero” de sociedades del sector y generalmente son promovidas y operadas por personas con bajos ingresos, residentes en áreas rurales y urbanas marginadas, que no cuentan con otra forma de manejar sus ahorros y necesidades de crédito.

FICREA S.A. de C.V. S.F.P., con propiedad mayoritaria de dos socios, contaba a septiembre de 2014 con 6.4 miles de millones de pesos de activo total, con una participación del 21.5 % de los activos en SOFIPOs – que a la sazón eran de 29.7 miles de millones de pesos), con 13,014 clientes atendidos en 33 sucursales, y era la segunda SOFIPO en importancia (CNBV, 2014). En comparación, la tercera SOCAP en importancia en el país – Morelia Valladolid, S.C. de A.P. – cuenta con más de 400 mil socios-usuarios y 3.5 miles de millones de pesos en activos totales a diciembre de 2014, participando con el 12 % de los recursos en SOCAPs (CNBV, 2014).


¿Riesgos?

Sin omitir la lamentable afectación de los ahorradores en FICREA, podemos observar que el sector en su conjunto y particularmente el sector cooperativo de ahorro y préstamo se ha visto afectado por la mala publicidad que del hecho deriva.

No obstante es posible diferenciar entre sociedades cuya finalidad fundamental es el lucro y su apropiación por unos pocos –y la evidente concentración en las decisiones y ganancias - de aquellas orientadas al beneficio de sus socios y usuarios, con mayor o menor grado de avance en la toma democrática de decisiones, pero con una innegable vocación de servicio.

El riesgo de confundir unas con otras está en sacrificar opciones de inclusión financiera que benefician a la población de mayor marginalidad, limitando sus posibilidades de abandonar su condición vulnerable mediante el esfuerzo compartido.

El ahorrador debe decidir si se comporta de manera pasiva, recibiendo servicios que proporcionan particulares, o informarse y participar de manera activa en la generación de sus servicios mediante formas cooperativas. A su riesgo.



Banco de México. (20 de octubre de 2014). www.banxico.org.mx. Obtenido de http://www.banxico.org.mx/publicaciones-y-discursos/publicaciones/informes-periodicos/reporte-sf/%7BD65B2A12-08BF-ED51-33B6-9AECB09DED2E%7D.pdf
CNBV. (10 de octubre de 2013). www.cnbv.gob.mx. Obtenido de http://www.cnbv.gob.mx/SECTORES-SUPERVISADOS/SECTOR-POPULAR/Descripci%C3%B3n-del-sector/Paginas/default.aspx
CNBV. (diciembre de 2014). www.cnbv.gob.mx, diciembre 2014. Recuperado el 3 de junio de 2015, de http://portafoliodeinformacion.cnbv.gob.mx/eacp1/Paginas/boletines.aspx
CNBV. (diciembre de 2014).www.cnbv.gob.mx, diciembre 2014. Recuperado el 3 de junio de 2015, de http://portafoliodeinformacion.cnbv.gob.mx/eacp1/Paginas/boletines.aspx
CNBV. (septiembre de 2014). www.cnbv.gob.mx. Recuperado el 3 de junio de 2015, de http://portafoliodeinformacion.cnbv.gob.mx/eacp1/Paginas/boletines.aspx
FEDRURAL. (2015). www.fedrural.org. Recuperado el 3 de junio de 2015, de http://www.fedrural.org/socios.html
FOCOOP. (mayo de 2015).www.focoop.com.mx. Recuperado el 2 de junio de 2015, de http://focoop.com.mx/WebSite/
Ley de Ahorro y Crédito Popular. (10 de enero de 2014). Obtenido de http://info4.juridicas.unam.mx/ijure/tcfed/16.htm?s=
Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo. (s.f.). Recuperado el 2 de junio de 2015, de http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LRASCAP_280414.pdf
WIKIPEDIA. (1 de junio de 2015). es.wikipedia.org. Recuperado el 13 de JUNIO de 2015, de http://es.wikipedia.org/wiki/Microfinanza











b i s Citar


Imagen CAPTCHA
Escriba el código mostrado encima en el campo inferior
Guardar comentario

Mostrando 0 Comentario