rss

Participación e igualdad.

En este blog se discute sobre la influencia de la igualdad formal y la material en los niveles de participación. Los medios, las capacidades, el contexto y los roles formales que desempeñan las personas en una sociedad o comunidad determinan en gran medida en los distintos niveles participación.

Concentración, Índice de Desigualdad de Género y Economía Social

En el mes de Junio del presente año OXFAM México junto con el reconocido economista Gerardo Esquivel publicaron el artículo: Desigualdad Extrema – Concentración del Poder Económico y Político, los temas que abordan son relativos a la magnitud de la desigualdad en México, las consecuencias y como combatirla.

El artículo brinda información relevante y penosa acerca de la concentración de riqueza en unas cuántas personas, como ejemplo en 2014, 85 personas alrededor del mundo posen la misma riqueza que la mitad de la población mundial. En el caso de México los datos son muy similares a lo que pasa a nivel mundial, el 10% más rico de México concentra el 64.5% de toda la riqueza del país.

Los cuatro principales multimillonarios en México son hombres y su riqueza representa aproximadamente el 2% del PIB anual que en 2014 ascendió a $1,283 billones de dólares . En 2014 de las 100 personas con mayor riqueza en el mundo solamente 11 de ellas fueron mujeres casi una relación de 10 a 1.

Estas desigualdades reflejan las grandes brechas económicas, políticas, sociales e implícitamente la desigualdad de género, pero, cómo se mide la desigualdad de género, cuáles son las pérdidas en la desigualdad de género, será cierto que los países con Desarrollo Humano muy Alto (a partir del IDH ) las mujeres y los hombres tienen las mismas oportunidades sociales, económicas y políticas, y cuál es el coste de la desigualdad entre hombres y mujeres.

El programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) desarrollo el Índice de Desigualdad de Género (Ver diagrama 1) que mide y evalúa tres dimensiones para determinar el avanzase o retroceso de las mujeres en los países, la primer dimensión es la salud reproductiva, empoderamiento y participación en el mercado laboral.

Diagrama 1. Índice de Desigualdad de Género







El Índice de Desigualdad de Género (IDG) aumenta cuando las desventajas están relacionadas, cuanto mayor sea la correlación de las disparidades más alto serán las disparidades de género y por tanto el índice.

- Salud reproductiva

Mortalidad materna . Mide el número de muertes de mujeres durante el parto, permite analizar la situación de las mujeres en el acceso a servicios de salud de calidad y programas de prevención. Según el Informe del Programa de las naciones unidas para el desarrollo 2010, Irán tiene un ingreso per capita mayor que Costa Rica sin embargo su coeficiente de mortandad materna es 4.5 veces mayor.

Fecundidad adolescente. Es el número de nacimientos de adolescentes a edades tempranas, la importancia de radica en la relevancia que tiene garantizar pleno desarrollo a dicho grupo de la población, ofreciendo las oportunidades que les permitan potenciar sus capacidades, sin que se vean limitadas por el cumplimiento de roles y obligaciones asociadas a la maternidad.

- Empoderamiento

Puestos en el parlamento. Se mide a partir de la relación de representantes en los congresos o parlamentos mujeres-hombres, es la representación en congresos nacionales. Indica la visibilización de las mujeres en la toma de decisiones que impactan a una nación.

Nivel de instrucción. Mide el número de años de instrucción o educación recibida. Si las mujeres cuentan con mayores niveles de educación aumentan las posibilidades de acceso a la información y de toma de decisiones en beneficio de ellas y sus familias.

- Mercado laboral

Participación de la fuerza de trabajo. Mide la participación de las mujeres en el mercado laboral, tanto empleadas como desempleadas que buscan empleo de tiempo completo o parcial.
Considerando todos los factores es como se pondera para determinar el Índice de Desigualdad de Género, cabe destacar que la salud reproductiva es la que más contribuye a la desigualdad de género, asimismo, el IDG no toma en cuenta otros factores importantes como el uso de tiempo, violencia doméstica, etc., que pueden incidir en el bienestar de las mujeres.

La desigualdad de género en países según el Índice de Desarrollo Humano.

El índice de Desarrollo Humano (IDH) no refleja la situación real entre hombres y mujeres, si bien es cierto existe una correlación que a países con clasificación de Desarrollo Humano muy Alto, el Índice de Desigualdad de Género es bajo y refleja mejores condiciones para hombres y mujeres, existen países como Qatar que está clasificado como un país con muy alto Desarrollo Humano, su IDG es muy alto (.524 en 2014), ubicándose en la posición 113 de 187 países, esto refleja la precaria situación y desigualdades a las que se enfrentan las mujeres.

La clasificación para México es de un bajo desempeño en 2014 en la clasificación de IDH se ubica en el lugar número 71, mientras que el IDG lo ubica en el lugar 73 . Estos datos hacen evidente la necesidad de actuar, diseñando mecanismos de inclusión a favor del desarrollo de las mujeres y hombres.

Inclusión y fortalecimiento de capacidades para las mujeres.

México tiene la necesidad de diseñar mecanismos para fortalecer y apoyar la inclusión de las mujeres con la intención de generar mejores condiciones de bienestar para ellas y sus familias, una opción es a través del financiamiento de proyectos productivos para desarrollo de capacidades y acompañamiento de sus proyectos.

Una alternativa para generar bienestar a la población generando desde la raíz procesos equitativos para el desarrollo económico y social, que está presente en México es la Economía Social. Corragio, J. en La economía social y solidaria como estrategia de desarrollo en el contexto de la integración regional latinoamericana define a la economía social y solidaria como:
  
La economía social y solidaria está basada en valores humanos y principios de solidaridad, que propugnan el reconocimiento de la otra persona como fundamento de la acción humana y eje de la renovación de la política, la economía y la sociedad. Incluye al conjunto de actividades y organizaciones de carácter comunitario, asociativo, cooperativo, mutualista y demás formas colectivas creadas para responder a las necesidades de empleo y de bienestar de los pueblos, así como a movimientos ciudadanos orientados a democratizar y transformar la economía.

Actualmente el Instituto Nacional de la Economía Social a través de la Coordinación de Impulso Productivo de la Mujer y de Grupos Vulnerables apoya a Organismos del Sector Social de la Economía (OSSE) integrados exclusivamente o mayoritariamente por mujeres, generando procesos de empoderamiento para las mujeres a través de la toma de decisiones, procesos solidarios dentro de sus empresas, así como el impulso de valores, prácticas y principios tales como la ayuda mutua, el respeto, el trabajo en equipo, etc., donde se pone de manifiesto que el objetivo no es el capital sino el bien común de las integrantes de los proyectos.

Conclusiones

La desigualdad de género se presenta en todos los niveles políticos, económicos y sociales, dejando de manifiesto las grandes brechas entre hombres y mujeres, mientras no se difundan y se diseñen más y mejores mecanismos para contribuir a la igualdad de género en México será muy difícil avanzar como sociedad hacia el bienestar de hombres y mujeres.

El Índice de Desigualdad de Género nos muestra que en pleno siglo XXI se continúan generando procesos de exclusión y segregación principalmente hacia las mujeres, para reducir las desigualdades generadas por procesos culturales, sociales, políticos y económicos, es necesario contribuir como Estado, mercado y como personas en generar mejores condiciones de bienestar.

La Economía Social y Solidaria es un mecanismo que puede contribuir a generar procesos equitativos dentro de comunidades, ejidos, grupos sociales, cooperativas, etc., y es que desde su objeto contempla la inclusión de más para generar bienestar.


Fuentes:

Esquivel . Gerardo, 2015. Desigualdad extrema. Concentración del Poder Económico y Político. Disponible en: www.cambialasreglas.org.

Informe sobre Desarrollo Humano 2010. La verdadera riqueza de las naciones: Caminos al desarrollo humano. Disponible en: www.hdr.undp.org.

Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA. México. 

www.bancomundial.org/pais/mexico











Los comentarios están cerrados

Mostrando 1 Comentario

  1. Avatar
    Publicado por Gabriela A. González el año pasad
    Me parece muy interesante y relevante el articulo debido a que si la desigualdad de ingreso es extrema, la desigualdad de ingreso por género es aún más extrema. Estas desigualdades deben ser eliminadas a la par, como ha sido demostrado en diversos estudios, una herramienta excelente es la economía social con enfoque de género en la economía. En el SSE cuando las mujeres se empoderan y generan ingresos se ayudan a ellas, a sus familias y a su comunidad, mediante el cumplimiento de los principios del sector social de la economía.